miércoles, 9 de febrero de 2011

Fotos en invierno

Aiguamolls
No es ningún secreto: no me gusta el invierno. Por estas fechas, habitualmente empiezo a tener ataques de Cabin fever.

Para hacer fotos, no hacen falta temperaturas tropicales para que salgan bien. La prueba está en las miles de fotografías de escenas de nieve, hielo, lluvia y viento que salen en las páginas habituales de fotos.

Lo único que necesites es un fotógrafo un poco valiente, y admito que en cuestión de frío, no lo soy.

Pero a la mínima que suba la temperatura un poquito, sí que me puedes encontrar haciendo imágenes fuera de casa :-)

Como la de arriba, hecha en el Parc Natural dels Aiguamolls, aprovechando el primer domingo del año con un buen sol, en esta ocasión de caras para formar semisiluetas. O sea, casi siluetas pero sin transformar todo el sujeto a negro, manteniendo solo un poco de color. El sol detrás ayuda a dar una fina línea de brillo alrededor de los sujetos para separarlos del fondo.

¿Cuánto falta para el verano?

¡Fácil!

1 comentario:

  1. Una foto molt maca, amb aquest sol tan baix.

    ResponderEliminar