viernes, 28 de diciembre de 2012

Estamos en invierno


El invierno siempre se me hace largo. Pues va bien aprovechar estas noches tan largas para jugar un poquito con la cámara y el equipo de luces. Y de paso sacar alguna foto :-)

Hace tiempo que ya había echado mi ojo en una caja de madera, donde las mujeres guardan sus herramientas de retoques de ropa. Era una remake de una caja antigua, y a los fotógrafos les encantan las cosas antiguas.

La escena era mi (mientras famosa) estudio macro, a.k.a. la tabla de planchar. La iluminación viene de un solo flash a través de un softbox cuadrado de 80 cm.

En la foto se pueda apreciar un fondo plegable (aunque en la foto no es realmente visible). Este tiene un lado negro y otro blanco, y simplemente le pego a la pared con un poco de cinta gaffa. Sencillo y muy útil.

¡Fácil!

martes, 18 de diciembre de 2012

Un caballito y su carro


Hace muchísimos días (semanas, meses...) que no tuve (o no me tomaba) tiempo para ir a un pueblo cercano, para pasear y darle al botón de disparo de mi cámara.

En esta ocasión fui a Monells, un pueblo medieval cerca de La Bisbal d'Empordà, precisamente para esto: disfrutar de las vistas, y ¡simplemente hacer fotos!

Como este pueblo no tiene muchos visitantes en invierno, pensaba que tenía que regresar a mi casa con solamente las fotos típicas: la iglesia, la plaza, el retrato de un desayuno o el famoso gato callejero del pueblo :-)

Pero tuve suerte: en el momento que paseaba por la plaza del pueblo, oí el ruido de cascos de caballos detrás de mí. Me dí la vuelta, y se acercaba un caballo tirando un carro precioso. Se encontraba aún al final de la calle que da a la plaza, pero ya tenía mi cerebro en overdrive. Me decía: "preenfoca a donde pasará el caballo, y espérate hasta que han salido de la sombra." Pues así lo hice, y un solo clic era suficiente para hacer la toma de arriba.


Pero la verdadera recompensa vine después, cuando el carro se paró al otro lado de plaza, y vimos que llevaba un pastor alemán en el carro.

Me acercaba a él, ajusté la exposición (ya que aquí no llegaba el sol), y hice algunas tomas más del carro.

¡Final feliz!

¡Fácil!

domingo, 4 de noviembre de 2012

Una sesión como ayudante

Mariona - Maria
Es impresionante lo que se puede hacer en un espacio que mucha gente solo usaría como almacen, trastero o garaje. En principio iba como ayudante a esta sesión de fotos de mi amigo, Martí Coma. Como modelo teníamos a Maria, y los accesorios y el espacio (antiguamente una fábrica de gaseosa) estaban proporcionados por Mariona Muñoz (Factoria 27).

La primera parte de la sesión, que técnicamente era la más complicada, se trataba de un setup con varias luces (flashes y luz continua) en posiciones donde era preciso un VAL (voice-activated lightstand - pie de luces dirigido por voz). Por lo tanto no hice ninguna foto :-(

Mariona - Maria
 La segunda parte hubo un cambio total de escena, ropa, accesorios e iluminación. Y como trabajamos en un local más amplio, podíamos dejar los flashes tranquilamente en un soporte normal. Pues cogí mi cámara, inicialmente para documentar el setup, pero no pude dejar de hacer una buena serie de fotos a Maria.

Mariona - Maria
Este era el montaje de iluminación que usamos: un flash en una ventana de 60x60 como luz principal, y otro flash a muy baja potencia desde atrás para dar extra brillo al pelo. A veces añadimos un reflector y a veces usamos la luz trasera para iluminar el fondo. Un setup fácil de montar, pero muy versátil.

La ventaja de mantenerlo sencillo era que con dos fotógrafos teníamos bastante libertad de disparar desde ángulos diferentes sin interferir el uno con el otro. Para poder disparar fácilmente con dos cámaras pusimos los flashes en modo de esclavo óptico, y los disparamos con un flash a mínima potencia montada en la cámara.

Eso sí, siempre esperando unos segundos después del disparo del otro, para estar seguro de que los flashes (sobre todo el de la ventana) tenía suficiente tiempo para volver a cargarse
 :-)

¡Fácil!

lunes, 4 de junio de 2012

Madrugar vale la pena

Salida de sol
Todos ya sabíamos que uno de los momentos perfectos para hacer fotos es alrededor de la puesta del sol. También habíamos oído voces que pretendían que existe otra hora en que se produce una luz similar, muy muy muy temprano por la mañana. Incrédulos como somos, unos cuantos valientes de la agrupación Sortides Fotogràfiques de Girona, nos armamos de valor (y mucho café) para desafiar al sueño e ir a investigar. Las voces tenían razón: exactamente a la hora prevista, una luz hermosísima empezó a bañar la playa.

La localidad previamente escogida para esta aventura, la playa de Calella de Palafrugell, fue descartada gracias al programa The Photographer's Ephemeris (TPE). Al ver la dirección en que iba a salir el sol y que era imposible sacarlo en el momento de asomarse desde el mar, ya que el campo de vista estaría obstruido por tierra, desplazamos la cita unos kilómetros hacía el sur, a Cala Estreta.

Salida de sol
Para fotografiar la salida de sol, conviene estar en el lugar escogido por lo menos media hora antes.  Esto te da tiempo para buscar un lugar con una vista bonita y ya preparar el trípode, la cámara y la composición. Una vez preparado, hay que estar muy atento: ver el sol salir del mar ¡pasa literalmente en unos segundos!

En este caso nos encontramos con unas líneas de vapor dejadas por los aviones (que también deben de haberse pegado un madrugón impresionante...). Decidí incluir estas líneas en el encuadre, ya que no podía acercarme lo suficiente para excluirlas sin cambiar a un objetivo tele, lo cual hubiera cambiado la perspectiva por completo.

Después de aprovechar la magnífica luz matutina un rato más en la playa (foto de arriba), nos vimos recompensados con un buen desayuno (y más café), para poder afrontarnos al resto del día.

Pero ya podemos confirmar los rumores: existe un espectáculo de luz cada día muy muy muy temprano :-)

¡Fácil!

martes, 8 de mayo de 2012

Iris

DSC_8976.jpg
Para fotografiar estas iris, he aplicado una variante de la iluminación de la rosa de Sant Jordi del otro día. Digamos que era un ejercicio en poder reproducir mis propias esquemas de iluminación, con la diferencia que no puse ningún rimlight esta vez.

DSC_8987.jpg DSC_8988.jpg
Aquí vemos dos imágenes del setup: una ventana puesta en un ángulo, para conseguir el degradado del fondo. También aguanté un reflector (una hoja de papel) con la mano a la derecha, justo fuera del encuadre. La flor estaba sujeta con una pinza a un pie de luces.

¡Fácil!

lunes, 23 de abril de 2012

Sant Jordi y su rosa

Rosa de Sant Jordi
La tradición dice que el 23 de abril se tiene que regalar una rosa a la mujer que amas. Yo suelo aprovechar la situación para comprar algo para fotografiar... y encima quedo como un señor :-)

Al contrario de mi foto del año pasado, opté por no incluir la espiga, ni un libro. Esta vez quería jugar un poco con la luz para crear un efecto 3D, haciendo parecer que la flor se separa del fondo. Básicamente es una de las técnicas que se usan para separar una modelo del fondo, con un rimlight (luz de efecto que viene de atrás y que ilumina el borde del sujeto y muchas veces resulta en un halo alrededor de él).

Para conseguir esta foto, empecé con esta luz de efecto, un flash con un panal de abejas (gridspot) casero. Gracias al panal de abejas la luz trasera no incidió directamente a mi objetivo pues evité problemas de flare. Lo puse atrás y a un lado, y dirigido hacia la flor. Una vez determinada la potencia, añadí la luz principal, una ventana, que giré algo hacia delante para que el fondo quedara un tono gris degradado. Simplemente girando la ventana tenía todo el control que deseaba sobre el fondo.

Rosa de Sant Jordi - Setup
Esta es una foto del setup. Mi cámara estaba en el trípode, por supuesto. También usé un reflector (una palabra muy cara para una simple hoja de papel de impresora) desde el lado derecho, para abrir las sombras proyectadas a este lado. Lo aguanté con la mano justo fuera del encuadre.

¡Fácil!

lunes, 27 de febrero de 2012

Hermano Cielo

Silhouettes at sunset
El éxito de los hermosos colores de las puestas de sol, dejando un primer plano en silueta, con los tonos ricos que van desde azul hasta un naranja intenso depende en gran medida de una exposición correcta.

Aunque ya usaba esta técnica de medición ya hace muchos años, la vi recientemente muy bien descrita por Bryan Peterson, en su libro Los secretos de la fotografía.

En estas situaciones donde es muy fácil que el fotómetro de la cámara se confunde, por ejemplo en paisajes con nieve, conviene tomar el control sobre la exposición. Sólo tienes que tomar la medición en el cielo, y ajustar los controles de apertura y velocidad según lo que indica tu cámara. ¡El cielo siempre está 18% gris!, por lo menos para la cámara :-)

Silhouettes at sunset
Eso sí, hay que vigilar de no incluir el sol... Para la foto sobre estas líneas hice una medición del cielo apuntando ligeramente hacia la izquierda (y por supuesto más hacia arriba), de manera que ni el sol ni las montañas estaban en el visor.

Golden light.
Pero también funciona para situaciones "normales" (si es que existen). Para esta foto hice una medición del cielo abierto, bloqueé la exposición, y reencuadré.

Pregunta: ¿Un hombre de verdad siempre hace sus fotos en manual? Pues, no necesariamente, aunque conviene saber como hacerlo, para después dejar que la máquina trabaje para ti :-)

Me explico: en manual uno haría una lectura del cielo (para quedarnos con el tema del Hermano Cielo), ajustaría el diafragma en (por ejemplo) f/8, y giraría la rueda hasta que el fotómetro está en "0". Reencuadrar y disparar.

Yo prefiero ahorrarme el trabajo de ajustar la rueda, y lo hago de la siguiente manera: uso la cámara en modo de prioridad de apertura (A), ajustada ya en f/8 (para quedarnos con el mismo ejemplo), hago la medición, y aprieto el botón de bloqueo de exposición. Reencuadrar y disparar, y el resultado es EXÁCTAMENTE LO MISMO, pero en la práctica mucho más rápido. Y si quieres hacer una serie de tomas con la misma exposición, para consistencia, simplemente es cuestión de seguir apretando este botón.

¡Fácil!

domingo, 12 de febrero de 2012

Al borde del lago

Banyoles
Hice esta foto hace unas semanas, con la quedada mensual con Sortides Fotogràfiques de Girona, un grupo de fotógrafos locales. El destino era el famoso lago de Banyoles. Como siempre, nos lo pasamos genial, por lo menos hasta que empezó a llover. Menos mal que la cena fue una recompensa agradable, divertida, y sobre todo abundante :-)

Sin embargo, la suerte no estaba a nuestro lado, y la luz era un poco "blah" y plana. Pero con un poco de creatividad la mayoría de gente sabía sacar partido a lo que había y volvió a casa con unas tomas memorables, la mayoría de las cuales eran tomadas cuando ya estaba oscureciendo, y cuando hubo los contrastes y reflejos coloridos de las luces artificiales de alrededor del lago.

La escena, poco tiempo antes de tomar la foto de arriba fue así:

Por lo que fue bastante difícil sacar la típica vista de un lago bañado en sol :-)

En un momento, pensé de experimentar un poquito con el flash, básicamente para no aburrirme hasta que se encendieron las luces de los edificios alrededor del lago :-)

Subexpuse la luz ambiental en unos dos diafragmas (en manual), llegando a una exposición de 1/100", f/4 a ISO 400. Y disparé el flash a plena potencia, fuera de la cámara, aguantado en mi mano, pero apuntado más hacía arriba. El flash, un Nikon SB600, estaba a su posición de zoom más gran angular, y fue disparado a través del sistema CLS de la cámara.

Esta técnica se llama feathering (difuminar), y resulta en que el borde del haz de luz (mas flojo) cae en el primer plano, mientras la mayoría de nuestros queridos fotones se dirigen a lo que está más lejos, en este caso la gaviota. Las otras gaviotas recibieron menos luz al estar más lejos, por la caída de la luz en la distancia.

El difuminar de la luz, combinado con la exposición relativamente larga, evita este efecto que vemos tanto que solo el primer plano está iluminado mientras el resto del fotograma se pierde en un gran mar negro...

Y por supuesto, también la suerte ha jugado un papel importante :-)

¡Fácil!

sábado, 11 de febrero de 2012

Timelapse

Una foto no es nada más que una representación de la congelación de un momento. ¿Pero qué pasa cuando atamos varios de estos instantes en una animación? En la web ya se pueden encontrar muchas de estos timelapse vídeos: puestas de sol, una flor que se abre, y un largo etcétera.

Simplemente se trata de poner la cámara en un trípode, y hacer una foto cada x tiempo. Hay algunas cámaras modernas que ya se pueden programar para hacer esto de manera automática, pero la mayoría no tiene esta función. También existen unos disparadores programables, pero estos necesitan una buena inyección de "pasta".

Por suerte existen unos programas que nos permiten hacerlo (conectando la cámara al ordenador mediante USB), como Nikon Camera Control, DIYPhotobits, o DCamCapture y un puñado más, de los cuales algunos son totalmente gratuitos. Aquí podéis encontrar una descripción de estos programas, y los vínculos de descarga. Como ventaja añadida, las imágenes pueden ser transferidas directamente al disco duro del ordenador, por lo que nunca te quedarás sin espacio en la tarjeta de memoria (muy útil para grabaciones durante muuuuucho tiempo).

video

Como primera prueba, he hecho esta secuencia de mi mismo haciendo un plato de pasta con salsa de tomate, cebolla y chorizo vegetariano, ya que no llego a más :-) Empecé con un intervalo de 15 segundos, pero ya vi que para ciertas "manipulaciones" se precisaba disparos más rápidos, pues lo fijé en 4 segundos, e incluso a 2 segundos.

Después seleccioné las tomas. Por supuesto había varias fotos que no podían servir, o estaba yo mismo delante de la cámara, o simplemente no pasaba nada... Monté las restantes en un archivo de vídeo, y ya está. La pasta era deliciosa, pero el siguiente timelapse será de otra cosa, aunque la receta si que repetiré. Mi mente torcida ya está incubando una idea jejeje.

Por cierto, todas las fotos están hechas con luz natural, en modo de prioridad de apertura, con la cámara montada en un trípode, y usé un cable USB de 3 metros para conectarla a un ordenador portátil.

¡Fácil!

viernes, 13 de enero de 2012

Trufas

Trufas
Lo peor que pueda pasar a un goloso es tardar un buen rato en fotografiar sus últimas víctimas. La excusa que justifica todo mi equipo tan ligero y fácil y sobre todo rápido para montar y desmontar.

Ya tenía ganas de fotografiar estas trufas, antes de encontrar un mejor destino para ellos :-)  Pero primero tuve que pasar por el largo proceso de hacer esta foto.

Trufas
Empecé con la composición. Una trufa suelta y un grupito de unos pocos ya me parecía bien. Como iluminación puse flash con paraguas traslúcido detrás a la izquierda para simular la luz de una ventana. Eso es una iluminación que se usa mucho para comida, y por ese lo consideraba como un buen comienzo.

Pero la composición quedaba muy sosa, pues empecé a jugar con varios complementos, y decidí incluir la taza, las servilletas y la cuchara.

Trufas
Después de la toma, jugué un poco en Lightroom con el balance de blancos para añadir un poco de calidez a la toma. Esta ya era la toma "estándar", sencilla pero efectiva.

Pero a veces uno no se conforma con una toma "sencilla pero efectiva"...

Experimentar con las luces después de haber hecho la toma "segura" (aquí no había el cuello de nadie ningún cliente en juego) resulta muy a menudo en resultados sorprendentes, pues vale la pena dedicar un poco de tiempo extra, aunque se trata de dulces y sabes donde van a terminar :-)

Trufas
Para esta toma, añadí un flash extra desde mi lado derecha, con un gel 1/4 CTO. Este gel, que tiene un cuarto de la fuerza del CTO (corrección de luz de tungsteno), ya añade la calidez que en la toma anterior tuve que añadir en Lightroom. También puse un gridspot casero, para poder dirigir la luz adonde yo quería. Dejé el flash con paraguas de la toma original pero bajé su intensidad. Así solamente aclaraba las sombras un poco. El resultado simula la luz del sol de la tarde, o de la mañana si prefieres las trufas como desayuno.

Para la toma de arriba, mi preferida, aunque estaba dudando bastante tiempo para decidirme, puse el flash principal a mi lado izquierda, y eliminé el paraguas por completo, resultando en una imagen con más contraste. En este caso, controlé el contraste con una simple hoja de papel como reflector.

Lo único, tuve que hacer un esfuerzo especial para hacer desaparecer una de las trufas que proyectaba una sombra desagradable sobre las otras desde este ángulo... Adivina donde ha ido a parar muhahahaha. (Además estoy bastante segura que ahora has vuelto a mirar la foto de arriba para contarlas :-)

¡Fácil!

viernes, 6 de enero de 2012

Fotografía de productos pequeños como práctica para lo grande

Zoom H2 Handy Recorder
Una buena manera de ensayar técnicas de iluminación es hacerlo todo a escala más pequeña. Es fácil de hacer en casa, y una buena manera de pasar las largas noches del invierno. De paso, tengo la señora contenta ya que siempre le robo la tabla de planchar para usarla como miniestudio. Después se puede trasladar estos conocimientos a lo grande, por ejemplo con modelos. Todas las reglas que apliquen son las mismas...

En esta foto quería usar una luz dura como luz principal, lo que se puede ver por la sombra dura que proyecta al lado opuesto. Para evitar que todo el lado derecho se quedara en sombra, puse otro flash al lado opuesto con una ventana de 80x80 cm. Siempre me ha gustado poner sujetos en medio de dos luces. No confundamos esto con luz de relleno, aquí la ventana sirve más como rimlight, o luz de perfilado. La técnica de alinear un foco-sujeto-otro foco se llama crosslight, o luz cruzada.

Cambiando la potencia de este flash, tenía el control sobre la luminosidad (o oscuridad si quieres) de la sombre que proyectaba el flash principal y al lado derecho, pero no llegaba al frente del aparato, como lo haría una luz de relleno que normalmente está situada en el eje de la cámara.

Lo ves: esta misma técnica se puede aplicar con modelos. Uno de los flashes se puede sustituir por el sol. El otro podría ser sustituido por un reflector (aunque no daría el mismo nivel de control). Se puede sustituir la pizarra de vidrio por una lámina de plexiglas más grande (da un reflejo muy natural). Y se puede sustituir la grabadora por una modelo... Repito: son las mismas reglas. ¡La luz se comportará exactamente igual, aunque trabajamos a otra escala!

Zoom H2 Handy Recorder
Para la siguiente foto, la posición de las luces era exactamente la misma, pero cambié sus funciones: ajusté la potencia de manera que la luz de la ventana de la derecha era ahora la luz principal, y bajé la potencia del flash desnudo a la izquierda para aclarar la sombra, mientras produciendo un reflejo especular a este lado.

Aquí también cambié el ángulo de la toma, ¡otra cosa que también puedes hacer con modelos reales!

Siguiente clase: ¿cómo limpiar el polvo de tus sujetos antes de fotografiarlas? (Ahora veo desde aquí como estás volviendo a ver la primera foto de cerca :-) ¡Y no apliques esto a modelos reales tampoco!

¡Fácil!